• Inicio
  • Blog
  • Ventanas aislantes contra el frío ¿Cómo elegir las mejores para casa?

Ventanas aislantes contra el frío ¿Cómo elegir las mejores para casa?

19 Ene, 22

¿Sabías que el uso del vidrio en ventanas no se extendió hasta el siglo XVII?

 

Antes se empleaban otro tipo de materiales, como cuernos de animal reblandecidos, paños o pergaminos tratados con aceite.

 

El objetivo era tapar la entrada de frío evitando que la casa quedara completamente a oscuras y, siempre que las ventanas no fueran demasiado grandes, se conseguía.

 

Afortunadamente, dichos métodos ya pasaron a la historia. 

 

En la actualidad, el vidrio es el protagonista en la fabricación de ventanas, combinado, eso sí, con otro tipo de materiales como la madera, el PVC, el hierro o el aluminio.

 

El objetivo también es distinto. Hoy lo que se busca es eficiencia energética, confort y diseño.

 

No obstante, ante tantas opciones, precios y configuraciones distintas, puede resultar un poco difícil decidir qué tipo de ventana es la más adecuada en cada caso.

 

En este artículo hemos intentado tratar los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de elegir, todo desde un punto de vista práctico y desde nuestra experiencia reformando viviendas en Elda y Petrer desde hace más de 15 años.

 

Esperamos que te ayude.

 

Mejores materiales en la fabricación de ventanas 

Una de las claves a la hora de elegir la mejor ventana para nuestra casa, es conocer las ventajas y desventajas de los diferentes materiales utilizados en su fabricación.

 

Descubramos juntos esos materiales y analicemos sus principales características.

 

Hierro

El hierro ha sido, durante muchos años, un material utilizado en la fabricación de todo tipo de cerramientos, sobre todo por su durabilidad y bajo coste.

 

No obstante, ante la oferta de ventanas fabricadas en otro tipo de materiales como el PVC, el aluminio o la madera, el hierro ha pasado a ser valorado más por sus posibilidades desde el punto de vista de la decoración y diseño. 

 

¿Cuándo tiene sentido instalar cerramientos de hierro?

 

Normalmente, encontraremos este tipo de ventanas en viviendas tipo loft de aire industrial y en interiores como elemento separador de estancias.

 

Es importante tener en cuenta que la dificultad de fabricar ventanas de hierro con rotura de puente térmico, sumado a la baja demanda de este tipo de ventana, han hecho que este tipo de producto se haya convertido casi en un artículo de lujo.

 

Además, al tratarse de un material sin propiedades aislantes y sensible a la corrosión, solo sería recomendable en zonas poco húmedas y con un clima moderado.

 

No obstante, también tiene algunas ventajas.

 

Las ventanas de hierro se pueden fabricar en muchos colores y acabados, son muy resistentes y requieren de poco mantenimiento si las comparamos, por ejemplo, con las ventanas de madera.

 

 

PVC

Las ventanas de PVC son, probablemente, las más demandadas, al menos en Europa.

 

Y no es de extrañar. Este material promete las mejores propiedades aislantes y de seguridad, siempre que se monten junto con un vidrio de calidad y unos buenos cerrojos.

 

Esto último es importante ya que, aunque el cloruro de polivinilo (PVC) sea un material mucho más aislante que, por ejemplo, el aluminio, el resultado final dependerá del conjunto de materiales empleados, por lo que puede existir una gran diferencia entre una ventana de PVC de altas prestaciones y una fabricada con materiales de baja calidad.

 

Por esa razón, a la hora de elegir e instalar ventanas de PVC, es muy recomendable contar con asesoramiento profesional. No solo ahorrarás tiempo, sino que te podrán asesorar sobre la mejor alternativa en función de tu presupuesto.

 

El mantenimiento de este material es muy sencillo. Además, soporta muy bien el paso del tiempo, es autoextinguible y poco inflamable.

 

Y si todavía crees que las ventanas en PVC solo pueden ser de color blanco, te diré que hoy en día las puedes encontrarlas en varios colores, acabados y texturas.

 

Aluminio

El aluminio pierde frente al PVC en cuanto a capacidad de aislamiento, aunque desde la aparición del aluminio con rotura térmica, la cosa se ha equilibrado bastante.

 

Eso ha hecho que las ventajas del aluminio respecto a otros materiales sean cada vez menos evidentes.

 

El ejemplo más claro lo encontramos en el precio.

 

El aluminio es un material más barato y siempre se ha visto su utilización como una forma de ahorrar dinero.

 

No obstante, al añadir la tecnología de rotura térmica, el precio final de venta e instalación se encarece, reduciendo así la diferencia con ventanas fabricadas en otros materiales como el PVC.

 

Podríamos decir entonces, que la ventaja más importante de las ventanas fabricadas en aluminio hoy por hoy, es su durabilidad. 

 

Una ventana de aluminio de calidad puede mantenerse prácticamente intacta durante toda una vida, salvo por las rayadas y pequeñas picadas propias del uso.

 

Madera

Si hablamos de propiedades aislantes, la madera supera al aluminio y se queda muy cerca del PVC.

 

No obstante, las ventanas de madera no están, en absoluto, entre las más elegidas.

 

Por un lado, la madera es bonita y queda realmente bien en viviendas de ambiente rústico o decoradas con un estilo tradicional.

 

Pero, por otro lado, requiere de mucho más mantenimiento que sus competidoras y su precio es más elevado.

 

Teniendo en cuenta que podemos encontrar ventanas con acabados y texturas similares a la madera, fabricadas, por ejemplo, en PVC, parece lógico que la mayoría de consumidores opte por otras alternativas.

 

Aún así, si lo tuyo son los materiales naturales y si no te importa dedicar tiempo y dinero al mantenimiento, la madera es una excelente opción.

 

Tipos de cristal o vidrio

 

 

Siguiendo con nuestra búsqueda del aislamiento perfecto, llegamos al cristal.

 

La variedad es amplia, aún así, evitaremos los vidrios de una capa por su baja eficiencia energética y nos decantaremos, siempre que sea posible, por vidrios dobles (o triples) con cámara de aire.

 

Su funcionamiento es sencillo. 

 

El sistema se compone de dos hojas de cristal separadas por una cámara intermedia y sellada herméticamente, que reduce la transferencia de calor entre el exterior y el interior.

 

En caso de necesitar un extra de aislamiento, podríamos optar por vidrios triples con dos cámaras de aire.

 

La combinación entre un vidrio doble con cámara de aire y una ventana de PVC de calidad sería, en nuestra opinión, idónea para prácticamente cualquier casa.

 

Pero no te vayas todavía, que hay más. El catálogo de vidrios, como te decía al principio, es amplio.

 

Encontraremos vidrios laminados, cuya estructura se compone de planchas de vidrio intercaladas con láminas de PVB, lo que le confiere al cristal un extra importante de resistencia.

 

Este es el sistema utilizado, por ejemplo, en la fabricación de vidrios de seguridad.

 

Otra variante es el vidrio templado, que gracias a su tratamiento es realmente resistente y, en caso de impacto, se rompe en trocitos muy pequeños, cualidad que lo hace interesante en ventanas de terrazas y patios.

 

Y así llegamos a los cristales de última generación, los cristales con control solar, también llamados cristales de espectro selectivo.

 

Se trata de cristales dobles que, gracias a la incorporación de una lámina transparente en una de las capas, no solo nos aislaran del frío, sino que evitaran las altas temperaturas en verano al impedir que entre en nuestra casa la radiación intensa.

 

Lo que consiguen, en definitiva, es mantener una temperatura estable dentro de nuestra casa durante todo el año, ahorrándonos un gasto importante en aire acondicionado y reduciendo los daños provocados por el sol intenso.

 

Sistemas de apertura más eficientes

Hemos visto los materiales más utilizados a la hora de fabricar ventanas, y cuáles son sus ventajas y desventajas.

 

Veamos ahora diferentes sistemas de apertura y comprobemos si pueden afectar o no al aislamiento de nuestra casa.

 

Corredera

Las ventajas de las ventas correderas son bastante claras: ocupan menos espacio interior y dan mayor sensación de amplitud y luminosidad.

 

No obstante, se debe tener cuidado ya que, si son de baja calidad, tienen perfiles de hoja más finos, lo cual las convierte en ventanas con menores propiedades aislantes.

 

Además, el sistema de carrito que permite que la ventana se deslice, acumula mucha suciedad difícil de eliminar, por lo que el mantenimiento es más exigente.

 

Plegable

Las ventanas con sistema de apertura y cierre plegable son muy populares porque, una vez abiertas, ofrecen una vista completa del exterior.

 

La desventaja respecto a una ventana corredera, es que necesitaremos más espacio a la hora de apilar las hojas. 

 

No obstante, no siempre tendremos que abrir la venta por completo, por lo que esta desventaja solo la notaremos al abrir la venta en su totalidad. 

 

Además, la persona encargada de la instalación te podrá sugerir soluciones alternativas, como por ejemplo, abrir un hueco en la pared, logrando así que los paneles queden escondidos.

 

Oscilobatiente

 

Una ventana oscilobatiente proporciona un mayor sellado y aislamiento que la mayoría de ventanas correderas.

 

Tienen una apertura horizontal de 180º y una apertura vertical de 45º, favoreciendo la ventilación en momentos puntuales, lo cual las hace ideales tanto para cocinas como para baños.

 

En el apartado de las desventajas, son ventanas con menor superficie acristalada y, su precio, debido a la complejidad del mecanismo, es superior al de una venta plegable o abatible.

 

Abatible

Las ventanas abatibles también son conocidas por sus propiedades aislantes gracias a su sellado hermético. 

 

Pero, a diferencia de sus primas las oscilobatientes, no disponen de apertura superior.

 

Su precio es más económico y las podemos instalar en prácticamente cualquier estancia de la casa.

 

Quizá la principal pega de este tipo de ventana sea el espacio que necesita para abrirse, ya que las hojas se despliegan hacia el interior de la vivienda.

 

Pivotante

El sistema de apertura pivotante consiste en una única hoja que gira sobre un eje central, bien en horizontal o en vertical.

 

Ofrecen, por lo general, un nivel óptimo de estanqueidad y aislamiento, y permiten ventilar cualquier estancia de la casa sin necesidad de abrir por completo la ventana.

 

Son seguras gracias a la rigidez del eje central y proporcionan una visión amplia y luminosa del exterior.

 

¿Son perfectas? No, también tienen algunas desventajas.

 

En primer lugar, ocupan un espacio considerable al abrirse, lo que debe tenerse en cuenta. 

 

En segundo lugar, suelen tener un precio elevado debido a que se diseñan y fabrican a medida.

 

Objetivo: ahorro energético, diseño y durabilidad

 

El objetivo final al instalar cualquier ventana, sobre todo si estamos reformando nuestra casa, es alcanzar estas tres metas.

 

Primero, mejorar la eficiencia energética.

 

La subida desmesurada en los precios de la luz y del gas vivida durante este año 2021, ya nos ha demostrado lo caro que puede resultar encender el aire acondicionado o la calefacción.

 

Una vivienda con un buen aislamiento en las ventanas, se mantiene más fresca en verano y menos fría en invierno, lo que supone un ahorro en calefacción y aire acondicionado.

 

Segundo, con tantas opciones disponibles en el mercado, hoy es más fácil que nunca encontrar ventanas que se adapten a la perfección a nuestro estilo de vida y gusto estético.

 

Por ejemplo, podemos darle un toque rústico o tradicional a nuestra vivienda sin renunciar a un aislamiento de calidad, con unas ventanas de PVC con cristal doble y cámara de aire, y un acabado en madera clásica.

 

Tercero, es importante asegurarse de elegir ventanas de buena calidad. La inversión inicial es elevada y queremos que nuestras ventanas permanezcan como nuevas el mayor tiempo posible.

 

Estas tres metas suelen ser las de nuestros clientes, y también las nuestras. Por esa razón, si tienes una vivienda en Elda o Petrer y estás pensando en cualquier tipo de reforma, incluido el cambio de ventanas, no dudes en consultarnos.

 

Buscaremos la mejor opción para ti, siempre con 5 años de garantía y financiación directa de hasta 24 meses sin intereses.

 

Compruébalo aquí.

Si quieres vender, comprar, o reformar tu casa, contacta con nosotros

Rellena los datos para descargar

Te enviaremos la descarga de la guía a tu correo electrónico.

Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para información estadística y mejorar tu navegación. Para continuar navegando debes aceptar nuestra política de cookies.

Aceptar Rechazar